Drogas como el Prozac se usan para moderar los efectos de cierta quimioterapia

Algunos antidepresivos reducen la efectividad de los tratamientos oncológicos

Los tratamientos con quimioterapia suelen tener efectos adversos crueles para la calidad de vida del paciente, y algunos antidepresivos de los más conocidos se utilizan, en poco menos de un tercio de los casos, para moderarlos. Especialistas estadounidenses explican en qué casos puede interferir con la eficacia de la terapia oncológica causando un efecto de “cuello de botella”, y en cuáles no.

Además de ayudar a combatir la depresión, muchas drogas antidepresivas modernas son prescriptas por los médicos con otros fines. En el caso de los fármacos que integran la familia de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI, según sus siglas en inglés), son muchos los médicos que los indican a mujeres que se encuentran en tratamiento para el cáncer de mama. Estos antidepresivos, se sabe, reducen los sofocos o calores que se asocian al uso del tamoxifeno, una de las drogas más utilizadas para el tratamiento del cáncer de mama.

Sin embargo, un reciente estudio presentado en el último encuentro de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO, según sus siglas en inglés), que se realizó en Orlando, mostró que el uso de populares drogas antidepresivas como el Prozac puede reducir la efectividad del tratamiento con drogas oncológicas como el tamoxifeno.

De hecho, el estudio halló que las mujeres que tomaban estos antidepresivos tenían una tasa mucho mayor de recurrencia (reaparición del cáncer) que las mujeres que no tomaban estas drogas.

“Sabíamos que estas drogas bloquean la activación química del tamoxifeno, pero esta es la primera vez que contamos con evidencias de que están poniendo a las mujeres en un riesgo mucho más alto de recurrencia del cáncer”, declaró el doctor Robert Epstein, autor del estudio presentado en el encuentro anual de ASCO, cuyos resultados fueron presentados en conferencia de prensa. “También es la primera vez que un análisis comparativo ha sido realizado analizando varios SSRI, y lo que queda claro es que muchas de estas drogas son extremadamente peligrosas para las mujeres que toman tamoxifeno, mientras que otras no presentan problemas”, agregó Epstein.

Efectos diferenciados

Sucede que mientras que la fluoxetina, la paroxetina y la sertralina demostraron reducir la efectividad del tamoxifeno, otras drogas que también integran la familia de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, pero que son menos efectivas, no han demostrado aumentar la tasa de recurrencia del cáncer de mama cuando son tomadas por mujeres en tratamiento con tamoxifeno. Los antidepresivos más “seguros” desde este punto de vista son, entonces, el citalopram, el escitalopram y la fluvoxamina.

“Si bien esperábamos hallar algún impacto sobre la recurrencia de la enfermedad basándonos en la evidencia disponible, lo que es destacable es que el efecto es consistente con la potencia farmacológica de estos antidepresivos que integran la familia de los SSRI”, dijo por su parte el doctor David Flockhart, jefe de farmacología clínica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana (Estados Unidos), que participó del estudio.

“Hasta que el vínculo entre antidepresivos y tamoxifeno sea confirmado definitivamente, los médicos y las pacientes deberían ser cautos en la utilización simultánea de estas drogas”, concluyó el doctor Vicent Dezentjé, de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos, que también realizó un estudio al respecto, cuyos resultados también fueron presentados en el encuentro anual de ASCO.

El tamoxifeno es una de las drogas oncológicas más antiguas y más utilizadas en mujeres con cáncer de mama, particularmente en aquellas en las que el tumor es estrógeno-dependiente. Se estima que sólo en los Estados Unidos, unas 500.000 mujeres reciben este medicamento. Y aproximadamente el 30% de las mujeres en tratamiento con tamoxifeno reciben, además, algún antidepresivo para combatir sus molestos efectos secundarios.

Agustín Biasotti