Planean usarlo para los deportistas de alta competenci

Prueban medicamentos para acelerar la cura de fracturas

Una sustancia vinculada con la hormona paratifoidea, que se usa para tratar la osteoporosis, puede acelerar la curación de las fracturas de huesos. Pero el tratamiento está aún en fase de prueba, no se utiliza clínicamente.

Un estudio en el que fueron analizadas 102 mujeres con fractura de muñeca comprobó que los huesos se curaron más rápido cuando a las pacientes se le inyectó una medicación. Los resultados de la investigación, dirigida por Per Aspenberg, Profesor de Ortopedia de la Universidad Linköping, Suecia, fueron publicados recientemente en la prestigiosa revista científica Journal of Bone and Mineral Research.

Se trata del primer estudio hecho en el mundo que demuestra que puede acelerarse la curación de una fractura usando medicación y sin cirugía. Los investigadores midieron cuánto tiempo tardaban en curarse pacientes que habían sufrido una fractura común de muñeca y lo compararon con el que tardaron otras pacientes con la misma lesión que recibieron inyecciones diarias de hormona paratiroidea.

La investigación se basó en otra hecha anteriormente por Aspenberg con animales en la que había demostrado una mejoría en la curación de fracturas usanto teriparatida, una droga que se utiliza para el tratamiento de la osteoporosis. Los resultados de esta nueva investigación hecha en humanos fueron alentadores en cuanto a la utilización de la teriparatida para acelerar la curación de las fracturas.

Producida naturalmente por el organismo, la hormona paratiroidea (PTH) es el principal mediador del metabolismo del calcio y del fósforo a nivel renal y óseo, y estimula la síntesis de hueso. La sustancia cuyo uso se está estudiando es un derivado sintético de la PTH, llamado teriparatida. Es un péptido logrado mediante tecnología recombinante, que resulta idéntico a los 34 aminoácidos del extremo amino-terminal de la cadena de la PTH humana. Estimula la síntesis de hueso incrementando la absorción intestinal de calcio y la secreción de fosfatos.

En el estudio participaron 102 mujeres post menopáusicas de entre 45 y 85 años que habían sufrido fractura de muñeca y tenían un buen estado de salud general. Esta pacientes pertenecían a siete países: Canadá, México, Polonia, Rumania, España, Suecia y Los Estados Unidos. Todas ellas fueron tratadas inmediatamente después de la fractura. No se las operó y se les colocó una férula en la muñeca lastimada. Las férulas, del mismo modo que un yeso, inmovilizan la zona lesionada para facilitar la alineación y el proceso de curación del hueso, evitando así que se use o mueva esa parte del cuerpo, en este caso la muñeca.

Luego a las pacientes las dividieron en tres grupos. Uno de los grupos recibió diariamente inyecciones de placebo, otro inyecciones de 20 microgramos de PTH, y el tercero 40 microgramos de la misma droga. Los investigadores siguieron todo el proceso de curación de los huesos mediante rayos X.

El grupo que recibió 20 microgramos de PTH diarios tuvo una mejoría significativa. El promedio de tiempo de curación para estas pacientes fue de 7,4 semanas, mientras que quienes habían sido inyectadas sólo con el placebo tuvieron un tiempo promedio de curación de 9,1 semanas. Es decir, el tiempo de curación de la fractura se aceleró en casi dos semanas. En tanto, las pacientes del grupo que recibió 40 microgramos de PTH diarios sólo registraron un tiempo promedio de curación levemente superior al grupo que recibió el placebo.

Según Asperger, si los resultados de esta investigación se confirman en próximos estudios serían de gran utilidad para aplicarse en la curación de otras fracturas que no pueden estudiarse con el mismo método que el que se uso en las fracturas de muñeca. Esto podría ser particularmente útil en personas con problemas los huesos, como quienes sufren de osteoporosis, y también en el caso de los deportistas de alto rendimiento que necesitan recuperarse rápidamente para volver a la competencia.

Ricardo Gómez Vecchio